Sabiduría japonesa para la belleza facial

Escrita por el 15 ene, 2013 de Blog, Medicina Tradicional China | 2 comentarios

Sabiduría japonesa para la belleza facial

A pesar de estar inmersos en la era de la estética ‘high tech’ y la cosmética de ciencia ficción, los servicios de los centros de estética se nutren cada vez más de novedosos tratamientos basados en técnicas ancestrales, sabiduría milenaria que antaño y ahora se configura como la alternativa más sabia para lograr la beldad duradera…

 

Y no podemos hablar de sabiduría milenaria sin referirnos a la japonesa, cultura que ha invertido buena parte de sus conocimientos en la búsqueda de la belleza verdadera tanto física como mental. De esta exótica cultura proviene el occidentalmente denominado ‘lifting sin cirugía’: el masaje facial japonés.

 

El masaje facial japonés no trata únicamente la capa superior de la epidermis como lo hacen los comedidos masajes occidentales, sino que trabaja profundamente los meridianos y los denominados ‘tsubos’ faciales —o canales energéticos del cuerpo— consiguiendo activar los nervios de esta zona y estimular el flujo de ‘Qi’ —o energía vital— para lograr un completo equilibrio.

 

Las doctrinas orientales no conciben la salud —y por tanto la belleza— sin un equilibrio entre cuerpo y mente, y como bien es sabido que ‘la cara es el espejo del alma’, es esta zona de la anatomía humana la que mejor refleja cualquier desorden o alteración tanto física como mental.

 

Se realiza en cara, cráneo y cuello y es una técnica basada en movimientos de percusión —lo que requiere una gran destreza con los dedos— combinados con un masaje profundo que trabajan la musculatura subcutánea mejorando así el transporte de sangre, eliminando toxinas, oxigenando tejidos y estimulando la producción de colágeno y elastina, sustancias responsables de la buena calidad de la piel.

 

El efecto es de ‘cara descansada’, la huella del estrés se esfuma y la tersura y lozanía dérmicas son recobradas. Siguiendo un tratamiento continuado en el tiempo, este tipo de terapia consigue atenuar las arrugas y la flacidez y mejorar la textura general de la piel, además de mitigar el acné, disimular manchas de pigmentación o erradicar las migrañas, o al menos eso es lo que aseguran sus defensores… En cualquier caso e independientemente de sus beneficiosos efectos, una técnica relajante sí que es, así que: carpe diem.

2 Comentarios

  1. Definitivamente las técnicas japonesas cada día están mas a la vanguardia de todas las personas, ya que se esta viendo su eficacia en temas de belleza facial.

  2. Lastima que sea en Madrid,desde Asturias lo tengo complicao

Responder a ISABEL Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.