El profesor

El profesor

José Manuel Dueñas

Nacido   en Cádiz, es  Licenciado en Arte Dramático, desde ahí se  inicia  y  especializa en el trabajo con la voz, impartiendo clases de técnicas de voz hablada desde el año 1994 hasta nuestros días, usando de manera auxiliar técnicas de relajación y masajes orientales, como el Shiatsu y el Tuina así como técnicas corporales tomadas del Tai Chi Chuan y el Chi Kung.

Ya en este período fue consciente de su efectividad para combatir el estrés y la ansiedad, y mejorar la salud y la calidad de vida de quienes lo practicaban.

Comienza su formación como terapeuta manual, especializándose en los masajes japoneses Shiatsu (Escuela Europea de Shiatsu) y Masaje Facial Japonés ( con Vipal Cohen). Así como Tai Chi Chuan, Masaje Ayurveda Abhyanga y Champi, con diversos maestros y escuelas.

Comienza a difundir el Masaje Facial Japonés impartiendo   formación en diferentes puntos de España, Portugal y Sudamérica;  en Acuariohm (Madrid), Sanarte (Costa Rica) y La Calma, centro ya desaparecido (Cádiz, España).

Es a partir de finales del 2010 cuando  inicia un periodo de formación de terapeutas continuado,  que lo lleva al  Instituto Superior de Shiatsu Yasuragi, (Madrid), a  Andrea Valomo,  en el Centro Nacional de Estética (Lisboa y Oporto) y al  Centro de Terapias Naturales Genki (Tarragona), entre otros, Bruno Vassari, Distribuciones Silvina…

Periodo en el que está inmerso desde entonces, formando a terapeutas e iniciados, en diversas provincias españolas tales como Granada, Madrid, Cádiz, Cáceres, Oviedo, Barcelona, Valencia, Almeria, Alicante…

El creciente prestigio de José Manuel Dueñas vinculado a la Escuela de Masaje Facial Japonés, ha provocado que le inviten a la pasada Convención de Andrea Valomo en Monte Reial y al Congreso Spa & Beauty de Barcelona en Octubre de 2014.

Paralelamente, desde 1992, sigue desempeñando su faceta actoral en la Compañía de Títeres La Tía Norica, con la que ha recibido la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes.

Su pasión por las terapias naturales,  sus dotes pedagógicas, unidas a un don natural para la escenificación, han hecho de él un maestro muy querido para sus alumnos, así como un referente para la formación de terapeutas y seguidores del Masaje Facial Japonés, con el que más se le identifica.