El Masaje Facial Japonés y la Medicina Tradicional China.

El Masaje Facial Japonés y la Medicina Tradicional China.

 

 

Más allá del simple aspecto externo, el concepto de belleza en el Masaje Facial Japonés, reside en el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu. Es el equilibrio entre los distintos planos corporales lo que hace que uno se sienta jovial y el rostro se muestre hermoso, la piel radiante y luminosa y la mirada plena de luz.

La Medicina Tradicional China sostiene que la apariencia de una persona es sólo una parte de todo el cuerpo y  que depende del estado de los órganos internos, de los meridianos, el chi y la sangre.

El Masaje Facial Japonés cuando es fiel a sí mismo y a su conocimiento tradicional no se conformará con eliminar una arruga o “alisar” una piel; buscará un equilibrio procurando que los órganos encargados del estado de la piel y de hidratación funcionen correctamente. Procurará, así mismo, que el Qi y la sangre fluyan en equilibrio y el equilibri entre los órganos y las visceras (Zang-Fu), funcionen en equilibrio, lo cual redundará en el aspecto tanto sicológico como espiritual del individuo. Un rostro rosado, hidratado, lustroso y elástico será el resultado de un cuerpo saludable, resultando que la belleza será reflejo del estado de salud.