El aprendizaje óptimo; Escuela de Masaje Facial Japonés

Escrita por el 4 feb, 2016 de Blog | 0 comentarios

El aprendizaje óptimo; Escuela de Masaje Facial Japonés

El Masaje Facial Japonés cansa.

Cuando me concentro en ajustar mis manos y cada acción a lo que necesita cada persona, la mente debe estar muy focalizada; no hay trabajo inocuo, pues cuando es así, el resultado es inocuo. Y nadie que se ponga en nuestras manos debe sentir que lo que se le hace es inocuo. No importa cuál es el motivo que le lleva a nosotros; si desea descansar un rato de su ajetreada vida, si necesita liberarse de la presión en la región cervical; si ha descubierto que las tensiones faciales desaparecen gracias a nuestras manos; si busca encender el brillo en su piel y disminuir la flacidez y elevar el pómulo. Todos y cada uno de los deseos deben ser cumplidos. Si vienen por un motivo, debe ser porque saben, o creen saber, que podemos dar satisfacción a ese deseo. Y si es así, debemos disponer de los recursos que nos permitan cumplir con las expectativas e incluso superarlas.

En la Escuela de Masaje Facial Japonés somos conscientes, plenamente conscientes, de eso. Es por ello que hemos diseñado un curso en el que la práctica está puesta por encima de todo; y cuando hablamos de práctica nos referimos a que buscamos tres cosas:

  1. Que la técnica sea eficaz. Realizar cada una de las maniobras para lograr el resultado que buscamos.
  2. Que la técnica sea dúctil. Muchas de las técnicas del Masaje Facial Japonés pueden realizarse de distintas maneras, es la diferencia de ejecución lo que posibilita que el mismo movimiento sirva para diversos propósitos.
  3. Que la ejecución técnica en su repetición no resulte dañina. Buscando no sólo la homeostasis postural, sino la mayor cantidad de ahorro energético.

manos caminantesTrabajamos con las manos, los dedos son los principales ejecutantes de las maniobras y éstos son delicados y debemos evitar que la continuidad del trabajo nos provoque tendinitis, por ejemplo.   Estos tres objetivos sólo se pueden lograr con un trabajo continuado en el tiempo. De ahí que nuestros cursos se realicen en tres niveles de dos días cada nivel. Si además disponemos de tiempo para practicar entre nivel y nivel, accederemos a los niveles superiores con un mayor automatismo manual, con una sensación de que la mano piensa y actúa ya dentro de los parámetros del Masaje Facial Japonés. El resultado es lograr aplicar sesiones de Masaje en donde las manos se preservan y lo que más se cansa es la mente, al estar en permanente estado de escucha.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.