Blog

Matar el tiempo o aprovecharlo.

Escrita por el 16 may, 2020 de Blog | 0 comentarios

reloj de arenaEstamos en este tiempo de encierro y voy viendo las muchas quejas y las muchas propuestas para sobrellevar el tiempo de encierro: series de tv, pelis, programas; las televisiones aprovechan para captar más televidentes, las redes sociales echan humo repletas de memes y chistes y jamás las ventanas han estado tan limpias: el aburrimiento es como un fluido que va impregnando la cotidianidad.

Y de pronto me acordé de Newton. Sí, Isaac Newton. En 1665, en Londres, donde estudiaba, se declaró una epidemia de peste y tuvo que regresar a tu casa. Regresó a Londres cuando se declaró extinguida, pero hubo un rebrote y tuvo que regresar. Cierto que no había ni televisión, ni internet, ni todo lo que le acompañaba. Pero había libros. Y él tenía muchas cosas en la cabeza. Durante su confinamiento, ¿qué salió? El método de fluxiones  (hoy llamado cálculo matemático), la teoría de los colores y las primeras ideas sobre la atracción gravitatoria, relacionadas con la permanencia de la Luna en su órbita en torno a la Tierra. No está nada mal, ¿verdad? Prácticamente todo el contenido del legado científico que nos legó.

Bueno, no quiero exagerar y no voy a exigir, ni pedir que de este tiempo de confinamiento todos demos un impulso crucial o revolucionemos la física; pero creo que se nos coloca ante una disyuntiva: ¿qué hacemos con el tiempo? ¿Lo matamos o lo aprovechamos?

La televisión es un perfecto aturdidor. Acalla nuestra voz interna y rompe el espejo de nuestra conciencia. El ejercicio está bien y es excelente para mantener nuestro cuerpo engrasado; pero cuando lo llevamos al punto de pretender matar el tiempo, también ocupa distrayendo nuestra mente. Y las redes sociales, a veces repleta de tonterías que nos hacen pasar el tiempo en una real fuga hacia adelante.

El encierro va para largo. Y tal vez algunos tengamos asuntos pendientes o proyectos por abordar. O tan sólo libros en una larga lista de espera.

O tan sólo evaluar lo que hago y equilibrarlo con lo que quiero.

Nadie debe decir a su prójimo lo que tiene que hacer, o leer, o escuchar…

Pero, una pregunta: ¿qué quieres ser cuando salgas de tu casa tras el encierro?

Reencuentros en tiempo del confinamiento.

Escrita por el 15 mar, 2020 de Blog | 0 comentarios

IMG_0808

De voluntario a obligatorio. El yo me quedo en casa ya es una obligación; y nadie debería saltársela. Evitar la propagación de un virus desconocido no es cosa a tomarse a broma. Pero la realidad es que el encierro puede ser tremendamente aburrido y devastador sicológicamente. Basta que sea obligatorio para que las paredes se nos echen encima. Pero ¿por qué no aprovechar este tiempo? (más…)

Las manos.

Escrita por el 4 mar, 2020 de Blog | 0 comentarios

Soy un apasionado de las manos.

Las manos del ser humano son un prodigio. El sólo hecho de poder enfrentar el pulgar con cada uno de los demás dedos ya las convierten en algo único. Las posibilidades de aprehensión son enormes. Sus movimientos, asombrosos. La extraordinaria precisión con que pueden realizar cada tarea sería causa de asombro, salvo por lo acostumbrados que estamos a ellas. (más…)

Curso en Madrid

Escrita por el 24 feb, 2020 de Blog | 0 comentarios

Madrid marzo 2020

Curso en Madrid

 

 

Curso de Masaje Facial Japonés

(más…)

Estrés

Escrita por el 10 feb, 2020 de Blog | 0 comentarios

Estrés

Conduzco mucho.

Y como paso mucho tiempo en el coche, voy escuchando música o la radio. No es fácil encontrar cosas realmente de interés. Bueno, de mi interés, obviamente.

Hace tiempo, en uno de mis viajes, escuché un programa en el que hablaban del estrés. Muy interesante, y lo compartí. Bueno, no el programa, sino lo que recuerdo que se dijo. Y, obviamente, también puse cosas que ya sabía de antes. (más…)

Haz bien, te sentirás mejor.

Escrita por el 2 oct, 2019 de Blog | 0 comentarios

haz bien te sentias mejor

Un simple guijarro, que cae en el centro de aguas tranquilas, provoca una gran cantidad de ondas que se propagan hacia los extremos. Las pequeñas olas se expanden y a veces retornan, chocando con las nuevas que buscan expandirse. (más…)

Curso en Barcelona

Escrita por el 11 sep, 2019 de Blog | 0 comentarios

Barcelona. masaje facial japonés curso 5 y 6 de octubre instagram

Curso de Masaje Facial Japonés

Barcelona.

Días: 6 y 7 de Octubre

Horario: de 10:00 a 19:00 horas

Lugar:

Institut de Salut Holistica de Barcelona

Carrer de Rossellò, 101, Entresuelo

Información y reservas de plazas:

info@kaobido.com

666748460

La sonrisa

Escrita por el 13 jun, 2019 de Blog | 0 comentarios

La sonrisa

 

La sonrisa es un movimiento modesto, pequeño; aunque para ese pequeño movimiento intervienen, al menos, 12 músculos. Es un movimiento bilateral, por lo tanto, son al menos 6 músculos de cada lado. (más…)

Cursos Junio y Julio 2019

Escrita por el 15 may, 2019 de Blog | 0 comentarios

Cursos Junio y Julio 2019

Estos son nuestros próximos cursos en los diferentes niveles.

JUNIO.

  • 1 Y 2, Nivel III en Sevilla. Sólo para quienes han hecho los niveles anteriores.
  • 8 y 9 Nivel I en Cádiz. En Centro Pilates
  • 15 y 16, Nivel III en Salamanca en Prima Mater
  • 22 y 23 Nivel I en Sevilla. En Pilar Rodríguez Formación.
  • 29 y 30, Nivel II en Badajoz, en Victoria Durán – Estética Avanzada.

JULIO.

  • 6 y 7, Nivel I en Córdoba, en El Secreto Formación.
  • 13 y 14, Nivel I en Barcelona, en el Institut de Salut Holistica.
  • 20 y 21, Nivel en Valencia, en Centro Akela
  • 27 y 28, Nivel II en Córdoba

Puedes solicitar información a través de la web, o en nuestro WhatsApp/tlfº 666748460

Dulcificación de la expresión facial.

Escrita por el 12 mar, 2019 de Blog | 0 comentarios

Dulcificación de la expresión facial.

En el Masaje Facial Japonés, uno de los resultados más evidentes es la dulcificación de la expresión. ¿Pero cómo se consigue?
La relajación mental que provoca la fase neurosedante, además del efecto de los pocos puntos de digitopresión que causa una curiosa sensación de desaparición del cuerpo, como si levitara o se deshiciera en el aire, ayuda, pero no es lo único.
El trabajo muscular del rostro hace que vayamos disolviendo las tensiones faciales. No hay más que darse un paseo atendiendo a las expresiones faciales y veremos la habituales posturas que los diferentes rostros mantienen de forma habitual: labios apretados, entrecejos arrugados por la tensión, mandíbulas también apretadas, miradas duras y casi iracundas…
A través del masaje, disolveremos esas tensiones faciales; por lo general, la persona irá descubriendo los patrones de las tensiones faciales y éstas van disolviéndose y como resultados lo obtenemos: la dulcificación de la expresión facial.